Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Cómo amoblar las salas de espera de un hospital

El mobiliario clínico evoluciona para ofrecer una mejor experiencia a los pacientes y sus acompañantes.

Las zonas sociales son muy importantes en un hospital y su adecuación es un primer paso para estar en sintonía con las nuevas tendencias del interiorismo en las instituciones de salud.

Las salas de espera y de recepción son espacios que merecen tener una personalidad distintiva. Deben estar diseñadas de manera que ofrezcan bienestar, calma y confort al paciente y a sus acompañantes mientras esperan que los atiendan.

Estos espacios pueden mejorar con cambios en su mobiliario, en el que deben prevalecer la ergonomía y la practicidad.

El mobiliario de un hospital y, en concreto, los asientos, deben reflejar buen estilo y ofrecer comodidad a las personas. En general, los muebles hospitalarios deben tener características como:

  • Durabilidad: de materiales resistentes que puedan soportar el uso diario a largo plazo. Los muebles con armazones de acero inoxidable y tejidos fuertes, por ejemplo, son bastante resistentes.
  • Ergonomía: cómodos, funcionales y aptos para diferentes usuarios; deben también ofrecer soporte ortopédico.

 A continuación, se muestra en detalle cómo amoblar las salas de espera de un hospital, las características que debe tener un mobiliario clínico moderno y por qué es importante incorporarlo en las instalaciones hospitalarias.

Características del mobiliario hospitalario para zonas sociales

La sala de espera y recepción moderna ya no es un espacio frío y sin atractivo en el que los pacientes esperan frente a paredes en blanco. Al contrario, los hospitales han adoptado un enfoque diferente: ahora diseñan zonas de espera fluidas que satisfacen todos los sentidos.

Según un artículo publicado por Víctor Caicedo, director comercial de AEI SPACES Colombia, el nuevo estilo de diseño posee las características de ergonomía, funcionalidad, confort y experiencias positivas.

Un buen diseño de las áreas sociales de un hospital crea un espacio flexible para que los grupos familiares puedan interactuar entre sí pero que, a su vez, dispongan de cierta privacidad.

Para Víctor Caicedo, las salas de espera deben incluir elementos para que los visitantes hagan algo más que esperar, como mesas para escribir o donde poner a cargar dispositivos electrónicos.

También deben incluirse asientos ergonómicos y adaptables a las diferentes contexturas corporales de los usuarios; incluso opciones para adultos mayores y personas con sobrepeso. Es decir, los bancos o las sillas en fila y del mismo tamaño ya no son una opción viable.

Además, al elegir el mobiliario adecuado para una sala de espera también se deben considerar las necesidades específicas de cada área de consulta.

Si se trata de un área de espera de atención quiropráctica o de pacientes geriátricos, por ejemplo, es importante contar con asientos y espaldares cómodos y reposabrazos acolchados, que se adapten a las necesidades de movilidad de las personas con estas condiciones médicas.

¿Qué tipo de mobiliario debe estar en las zonas de espera de un hospital moderno?

Cuando un paciente ingresa en un hospital, el tiempo de espera puede ser estresante. De hecho, es probable que muchos tengan que pasar horas en un asiento. Para aliviar la carga y hacer que la espera sea más agradable, hay que disponer mobiliario cómodo; esto es justo lo que ofrece el soft seating para hospital, un mobiliario ergonómico, tapizado y con asientos acolchados.

A continuación, se muestran algunos tipos de mobiliario modernos comunes y cómo pueden ofrecer confort a los usuarios de áreas de espera hospitalarias:

● Sofás

Los sofás modernos para hospitales son más cómodos que los muebles convencionales y se asemejan al living de una casa. La ventaja de estos sofás es que, aunque ocupan más espacio, tienen más puestos útiles, y en ellos se pueden sentar juntos un paciente y sus acompañantes.

Un buen ejemplo de ello es nuestra línea Mila, un mobiliario diseñado exclusivamente para zonas de socialización con espaldar y asiento en espuma densidad 26 y paneles acústicos que mantienen la privacidad.

Por otro lado, los fabricantes innovan constantemente para satisfacer las necesidades de los usuarios con muebles de estética moderna, cómodos y funcionales. Así, muchos de los nuevos modelos incorporan tomas de corriente y mesas portátiles en los reposabrazos en las que se pueden usar aparatos electrónicos; el objetivo es que la espera sea mucho menos tediosa.

La línea Clak de Mepal cumple con estas características; combina bancas, poltronas, puff y divisiones que ofrecen un ambiente dinámico así como mesas y módulos con altura tipo bar donde se pueden colocar y enchufar dispositivos electrónicos para continuar con las actividades del día a día.

● Sillones

El espacio personal es muy importante, en especial en los momentos en los que pacientes y familiares se sienten vulnerables. Por ello, los sillones (un tipo de mueble de asiento único con respaldo y reposabrazos), tal y como lo hace nuestro aliado Dauphin, son ideales para crear una “burbuja” para los usuarios que necesitan privacidad; además, no ocupan mucho espacio.

Los sillones modernos soportan mayores pesos. Existen también modelos de diferentes alturas de asiento para quienes no pueden levantarse fácilmente (embarazadas o adultos mayores, por ejemplo).

● Sillas ergonómicas

Las sillas siguen siendo un mobiliario frecuente en una institución de salud. Su uso no es incorrecto; sin embargo, lo más importante al elegirlas es su diseño ergonómico y su estilo. La ventaja de las sillas es que pueden crear tanto espacios privados como espacios más abiertos para grupos grandes.

Actualmente muchos modelos son acolchados y están hechos de materiales antibacteriales, lo que las hace más cómodas y fáciles de limpiar. Otros permiten apilar hasta diez sillas, lo que facilita quitar o añadir asientos a las salas según las necesidades.

Las sillas colectivas en particular son una excelente opción cuando de salas de espera se trata: son apilables, fáciles de limpiar y vienen en diferentes modelos que se adaptan a los distintos usuarios y estilos de decoración.

En cuanto a la posición de las sillas en una sala de espera, estas deben permitir a los pacientes una visión clara del mostrador de recepción y de la entrada a los espacios de tratamiento. De esta manera las personas con limitaciones visuales o auditivas podrán estar seguras de que no se les pasará por alto.

Por último, es importante que al planificar la disposición de las sillas se dejen espacios para las sillas de ruedas.

● Bancos

Los bancos son un mobiliario muy utilizado en las clínicas, pues tanto los muebles como el lugar que ocupan son fáciles de limpiar. Además, como son asientos configurables, pueden adaptarse a las necesidades de salas de espera pequeñas, como las ubicadas en pasillos estrechos.

Los bancos pueden también agruparse cerca de las puertas de entrada para crear un espacio seguro para esperar el transporte o a un acompañante.

El mobiliario de las instalaciones de salud, en especial de áreas como las salas de espera, debe ofrecer a los usuarios bienestar y comodidad. Emplear muebles ergonómicos es una alternativa moderna frente a las convencionales sillas hospitalarias.

Los diferentes tamaños y formas permiten adaptar los muebles a diversos espacios y llegar a usuarios de todos los tamaños y edades. El resultado será una espera más agradable y funcional.

En alianza con Castleberry Media y su Iniciativa Ambiental, nos comprometemos a cuidar nuestro planeta, por eso, este contenido es responsable con el medio ambiente.

También pueden interesarte…

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp

¿Te gustó este artículo?

Haz parte de nuestra comunidad y entérate de nuestras noticias y últimos lanzamientos en tu correo

¿Tienes un proyecto en mente?

Con gusto te asesoramos

Te asesoramos

Déjanos tus datos y uno de nuestros ejecutivos comerciales se pondrá en
contacto contigo para brindarte nuestra asesoría.

  • Iniciar sesión
  • Registro

Iniciar sesión