Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Cómo la retroalimentación positiva ayuda en los proyectos de oficina

Cuando los líderes se centran en lo que está bien y recompensan por el buen trabajo, aumentan la motivación y el compromiso de sus colaboradores.

“En todas las épocas y en todos los hombres hay algo que elogiar y algo que culpar”. Esta frase del filósofo escocés James Beattie resume al extremo las respuestas frente al comportamiento de los demás: halagar o menospreciar, animar o desanimar, sonreír o fruncir el ceño. Decidir una cosa o la otra es parte de las responsabilidades de quienes ocupan posiciones de liderazgo, como los gestores de proyectos de oficina.

Los líderes siempre pueden encontrar algo agradable que decir, si así lo quieren. Pero si se fijan lo suficiente, también pueden hallar y señalar las imperfecciones. La elección es de ellos. Desafortunadamente, los líderes tienden con frecuencia a centrarse en lo que está mal y a señalarlo, e incluso a castigarlo, en lugar de encontrar lo que está bien y recompensarlo, de acuerdo con datos del curso de capacitación Approach to Leadership Excellence, citado por Harvard Business Review.

Identificar deficiencias en el equipo, ofrecer retroalimentación y hacer los ajustes apropiados son acciones necesarias e importantes en cualquier proyecto de oficina. Pero hacerlo de la forma más tradicional no es efectivo, como humillar públicamente a un colaborador o usar el típico “usted no sabe cómo hacerlo” o “usted no hace nada bien”. En su lugar, es más útil emplear los refuerzos positivos.

Retroalimentación positiva frente a la negativa (castigo)

Entre las responsabilidades de los gestores de proyectos de oficina está identificar oportunidades de mejora y optimizar la eficiencia de su equipo. Una forma efectiva de hacerlo es con el refuerzo positivo: estimular las conductas que se desean.

El refuerzo positivo es parte del modelo de condicionamiento operante del famoso psicólogo conductista B. F. Skinner. Se basa en el supuesto de que estudiar la causa de un comportamiento y sus consecuencias es la mejor manera de comprenderlo y regularlo. Con la retroalimentación positiva se elogia el esfuerzo de los colaboradores en lugar de, o además de, criticar lo que hayan hecho mal.

Para los psicólogos el castigo no es, por lo general, efectivo, pues a menudo se percibe como punitivo y despectivo. Además, castigar a alguien por un comportamiento indeseable no implica que surja una conducta deseable en su lugar. Y aunque en algunos casos la retroalimentación negativa puede funcionar y tener impacto inmediato, será de corto plazo.

Para el psicólogo conductual Aubrey Daniels, el refuerzo positivo es la herramienta de liderazgo más poderosa. Por ello, practicar la retroalimentación positiva se considera una de las fortalezas de un líder. Si se agrega un estímulo gratificante después de un comportamiento deseado, este se refuerza y, por lo tanto, es más probable que vuelva a ocurrir.

Cuando se trata de motivar una acción, las recompensas pueden ser más efectivas que los castigos, como lo muestran algunos estudios en neurociencia, como “Action versus valence in decision making”, publicado en la revista Trends in Cognitive Sciences. El refuerzo positivo no solo es más efectivo para motivar el cambio, sino que además daña menos la relación empleador-empleado, se afirma en un artículo de Harvard Business Review.

retroalimentación positiva

Beneficios de emplear la retroalimentación positiva

Los gestores de proyectos de oficina deben asegurarse de que su equipo esté comprometido y motivado para lograr los resultados deseados. Con la retroalimentación positiva es posible crear un equipo feliz, motivado y seguro. Además, consigue:

  • Incrementar la confianza de los colaboradores. Cuando estos sienten que sus esfuerzos se reconocen, su autoestima aumenta. Esto, a su vez, los ayuda a desempeñarse bien en el futuro.
  • Motivar a los trabajadores. Si los líderes se centran en lo que está bien y no en lo que está mal, los miembros del equipo pueden sentirse más satisfechos con su trabajo.
  • Crear un ambiente laboral más armónico. Cuando los empleados se sienten apoyados y apreciados, se fomenta un ambiente más agradable.
  • Reducir la rotación de personal. Los colaboradores que se sienten valorados y apreciados muestran una mayor lealtad organizacional.
diseño-sostenible-cursos-arquitectura

Ejemplos de refuerzo positivo en la gestión de proyectos

Es importante saber cómo emplear los refuerzos positivos en los proyectos de oficina para aprovechar todos sus beneficios. En este sentido, el Project Management Institute realizó una encuesta en la que preguntó a la comunidad de gestores de proyectos cómo recompensan a sus equipos.

Ferenc Csizmás, project manager de NNG LLC, empresa que proporciona software de navegación para diferentes industrias, afirma que a veces la recompensa más simple es la mejor. Cuando los colaboradores terminan una tarea crucial, los líderes deben acercarse para decirles lo buenos que son y explicar por qué su trabajo fue relevante para el proyecto. Csizmás asegura que la retroalimentación positiva instantánea aumenta el rendimiento y ayuda a los miembros del equipo a sentirse parte de algo más grande.

En el caso específico de los proyectos de oficina, estas acciones producen los mismos resultados positivos. Otros refuerzos positivos son:

  • Ofrecer asignaciones de trabajo flexibles.
  • Otorgar días de vacaciones.
  • Extender la hora del almuerzo.
  • Entregar bonos de desempeño.
  • Dar oportunidades para presentar el trabajo a los colegas.

Los refuerzos pueden ofrecerse de muchas formas. Un punto importante para que esta técnica sea efectiva es utilizar reforzadores individualizados. Dado que cada persona es única, lo ideal es asegurarse de que las recompensas sean significativas para el empleado específico.

Algunas personas, por ejemplo, valoran que se les reconozca públicamente cuando han realizado una buena tarea, mientras que otras ven con mejores ojos las recompensas monetarias, como tarjetas de regalos o bonos. Asimismo, es recomendable emplear varios tipos de refuerzos para que los colaboradores no se aburran y pierdan el interés por las recompensas.

La retroalimentación positiva puede ayudar de muchas formas a administrar mejor los proyectos de oficinas. Una de las mejores cosas que pueden hacer los líderes es lograr que las personas ganen confianza en sí mismas. Y si se ha reforzado positivamente su buen trabajo, sus acciones beneficiarán al proyecto y al equipo.

En alianza con Castleberry Media, nos comprometemos a cuidar nuestro planeta, por eso, este contenido es responsable con el medio ambiente.

También pueden interesarte…

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp

¿Te gustó este artículo?

Haz parte de nuestra comunidad y entérate de nuestras noticias y últimos lanzamientos en tu correo

¿Tienes un proyecto en mente?

Con gusto te asesoramos

Te asesoramos

Déjanos tus datos y uno de nuestros ejecutivos comerciales se pondrá en
contacto contigo para brindarte nuestra asesoría.

  • Iniciar sesión
  • Registro

Iniciar sesión