Cómo darle un toque de modernidad a tus oficinas tradicionales

      

Facebook
Twitter
LinkedIn

Tabla de contenidos

¿Qué es el metaverso y cuál es su relación con el diseño de oficinas?

Las oficinas tradicionales no fomentan la productividad y el bienestar que requieren los empleados. Para cambiar esto, hay que modernizar los espacios con un diseño diferente.

En los últimos años, los espacios de trabajo y el ambiente laboral han sufrido muchos cambios. Los colaboradores de ahora necesitan mayor flexibilidad, armonía, motivación y bienestar. Esto ha exacerbado la necesidad de redefinir las oficinas tradicionales para darles un toque de modernidad.

Tener una oficina moderna significa crear un entorno propicio para la colaboración y la creatividad. Para ello, las empresas deben centrarse en la satisfacción y bienestar de sus colaboradores. También tienen que ser capaces de ofrecerles las herramientas necesarias para ser productivos en su día a día. Esto es importante, pues el 85% de los empleados siente que su lugar de trabajo obstaculiza su productividad, según una investigación de Powerhouse Group.

5 recomendaciones para modernizar tus oficinas

La decoración de tu oficina, así como su configuración, revela si tiene un estilo moderno o tradicional e incluso antiguo. Si has notado que el espacio de trabajo actual necesita un cambio, puedes lograrlo de la siguiente manera:

Actualiza el mobiliario

Si quieres tener muebles de oficina modernos, debes olvidarte de la configuración estándar de escritorio y silla, e incorporar mobiliario activo. Esto significa usar sillas ergonómicas, taburetes de pedestal, escritorios de altura ajustable, etc.

Contar con una gran variedad de opciones de asientos y superficies de trabajo permite que los colaboradores cambien de posición con frecuencia y les ayuda a evitar el esfuerzo físico que implica estar sentado durante ocho horas todos los días.

La actualización del mobiliario conlleva una mayor satisfacción laboral. Más del 60% de los empleados considera que los beneficios del bienestar, incluyendo una buena configuración del lugar de trabajo, son una prioridad al solicitar un nuevo empleo, de acuerdo con un estudio realizado por Paychex. Además, los empleados con dolor musculoesquelético tienen un 64% menos de probabilidades de ver su trabajo como gratificante. ¡La ergonomía puede cambiar esto!

Crea diferentes ambientes de trabajo

Los cubículos individuales para trabajadores de oficina se introdujeron por primera vez en 1964 y aunque esta configuración se mantiene en muchas oficinas, los espacios modernos prescinden de ellos. En el diseño de oficinas actual, lo ideal es crear espacios de trabajo mixtos.

Las oficinas nuevas y modernas permiten una variedad de entornos de trabajo. Los empleados necesitan lugares para colaborar con sus compañeros, para trabajar en silencio y para socializar.

Las áreas de coworking deben ser espacios abiertos y los de trabajo individual puede ser un espacio pequeño, configurado de tal manera que fomente la concentración de las personas. También se pueden aprovechar los muebles modulares para configurar diferentes espacios de trabajo según las necesidades que tenga el equipo en el momento. 

Agrega tecnología

Si quieres darle un toque de modernidad a tus oficinas tradicionales, no puedes dejar de lado la tecnología. Las actualizaciones tecnológicas causan una gran impresión en el entorno de trabajo, entre otras cosas porque facilitan la realización de muchas tareas.

Los espacios de oficina modernos se basan en la idea de que los miembros del equipo deberían poder trabajar donde quieran. Eso implica que deben tener acceso a sus datos desde cualquier lugar de la oficina. En este sentido, no solo las salas de reuniones tendrían que estar equipadas con Internet (inalámbrico o alámbrico), sino también los espacios de coworking, las áreas privadas y hasta la cafetería.

La inclusión de la tecnología en las oficinas modernas va más allá del wifi. También es importante proporcionar herramientas que contribuyan con la productividad como proyectores inalámbricos, pizarras inteligentes o digitales, pantallas táctiles y monitores de presentación para facilitar la colaboración.

Prioriza el bienestar de los colaboradores

Uno de los componentes clave del espacio de oficina moderno son las personas que trabajan en ella. Por ello, es fundamental centrarse en su bienestar. Recuerda, además, que un colaborador saludable es un miembro feliz y productivo del equipo.

Existen muchas formas de promover el bienestar de los trabajadores. Una de ellas es incorporar el diseño biofílico. Los elementos decorativos relacionados con la naturaleza, como la vegetación, ayudan a purificar el aire e incluso a equilibrar el estado de ánimo de las personas.

Asimismo, es importante capacitar a los empleados para que trabajen de forma diferente. Los asientos y estaciones de trabajo asignados, por ejemplo, suelen ser la norma en los entornos de oficina tradicionales. Sin embargo, en el espacio de la oficina moderna, es posible que los miembros del equipo no tengan un escritorio propio.

El mobiliario de oficina puede ayudarte a diseñar varios tipos de espacios para diferentes propósitos (colaboración, concentración o silencio, socialización, etc.), y así incentivar que las personas se muevan dentro de la oficina.

Apuesta por el minimalismo

Un diseño de interiores moderno debe ser visualmente agradable. La mejor opción para conseguir una oficina estética es con un estilo de decoración minimalista. Para ello, hay que prescindir de elementos como muebles de madera voluminosos y elementos innecesarios que recarguen el ambiente, y optar por formas geométricas simples, colores neutros y materiales industriales.

En este sentido, la decoración de una oficina debe centrarse en patrones geométricos básicos de líneas rectas, como cuadrados y rectángulos. También destacan los bordes precisos que crean líneas verticales, horizontales, diagonales, o en zigzag.

En cuanto a los colores, es posible utilizar los de la imagen corporativa de la empresa junto con una paleta monocromática. Se suelen usar colores neutros y puros para disminuir la carga visual. Por ello, en el minimalismo predomina el color blanco, el beige, el gris y los tonos café. Lo ideal es jugar un poco con las tonalidades para evitar que el espacio sea demasiado homogéneo.

El estilo industrial va de la mano con el minimalista. Por esta razón, se emplean materiales como el acero, aluminio y el contrachapado. También se usan materiales nobles como la madera, la piedra y el cemento.

Al momento de diseñar una oficina moderna es fundamental evaluar qué tan bien refleja tu marca. Recuerda que esta debe ser un reflejo de tu negocio y cultura. Por ejemplo, si quieres ser una empresa innovadora, el entorno laboral también debe serlo.

Los espacios de oficina modernos estimulan la creatividad y la comunicación. Además, reducen el estrés y la ansiedad, y permiten a los miembros del equipo enfocarse y concentrarse cuando sea necesario. Lo mejor de todo es que retratan una imagen profesional para clientes y empleados. En Mepal somos expertos en crear espacios únicos que entreguen bienestar a tus colaboradores y aporten ese toque de modernidad que buscas para tus oficinas. 

En alianza con Castleberry Media, nos comprometemos a cuidar nuestro planeta, por eso, este contenido es responsable con el medio ambiente.

Artículos relacionados

25 de enero de 2023

Así serán los espacios de trabajo para el 2023

21 de enero de 2023

Oficinas flexibles para call centers

¡Suscríbete hoy!

Mantente al tanto de nuestra información con nuestro boletín
Completa los siguientes datos
Selecciona el tipo de solicitud:
Adjunta un archivo