Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Estas son algunas de las habilidades que necesita un gestor de proyectos para gestionar el cambio en los espacios laborales.

Para transformar con éxito el entorno físico y la cultura de una organización, los gestores del cambio deben poseer cualidades y habilidades profesionales y personales tales como conocimiento experto, comunicación efectiva y liderazgo.

Un gestor del cambio es un experto en transformar los espacios físicos y, con ellos, la cultura de una organización.

¿Qué es una buena gestión de los espacios?

Mejorar el entorno laboral puede aumentar la productividad de una empresa en hasta 25%, según la revista de negocios AméricaEconomía. En líneas generales, una buena gestión de los espacios tiene los siguientes objetivos:

  • Modernizar las oficinas. Esto incluye, entre otros elementos, tecnología, mobiliario ergonómico y diversidad de espacios (sociales, para el trabajo concentrado, para recreación, etc.).
  • Resolver problemas de diseño de espacios. A veces una distribución errónea del mobiliario o de los espacios laborales puede obstaculizar el flujo de trabajo.
  • Mejorar la experiencia de los usuarios. Hoy es más necesario que nunca ofrecer comodidades en la oficina para retener al talento humano, dado lo atractivo que se ha convertido trabajar de manera remota.
  • Brindar espacios estimulantes. La inclusión de obras de arte (tal como se hace en las oficinas de Globant en Montevideo, por ejemplo) es una manera de ofrecer estímulos agradables a los empleados.

¿Qué habilidades necesita un gestor de cambios?

El gestor del cambio en espacios laborales debe crear las condiciones físicas que estimulan la renovación de una organización. Para ello es necesario que posea un conjunto de habilidades profesionales y personales.

Habilidades profesionales

Para el desempeño eficiente de sus responsabilidades, un gestor del cambio debe poseer competencias profesionales tales como las siguientes:

qué necesita un gestor de cambio organizacional

Comunicación

En un estudio realizado recientemente por Castleberry Media, el 42 % de los gestores creen que la habilidad que más necesitan es comunicarse con efectividad.

En efecto, el gestor de cambios en los espacios laborales debe ser un “políglota organizacional”: alguien que en una organización hable todos los idiomas en los que la gente se comunica. Así, debe saber comunicarse con proveedores, gerentes, clientes internos y externos, empleados y, en general, todas las personas relacionadas con la organización.

Análisis y solución de problemas

Según la misma encuesta de Castleberry, el 25% de los gestores consideran que analizar y solucionar problemas es clave en su profesión. En caso de conflictos de intereses durante el cambio de los espacios laborales, un gestor debe saber analizar meticulosamente cada situación para mediar entre las partes.

Antes de llevar a cabo cualquier modificación en los espacios, un gestor debe investigar los puntos de resistencia en la organización; por ejemplo, la que pueden ejercer los gerentes de los niveles medios o altos ante los cambios de oficinas.

funciones en la gestión de cambios

Trabajo en equipo

Para el 17 % de los encuestados, la capacidad de trabajar en equipo es la tercera habilidad profesional más importante de un gestor del cambio. Una organización es un gran engranaje en el que cada parte tiene su función y su valor. Es responsabilidad del gestor del cambio motivar al grupo y mantener una comunicación fluida hasta convertirse en un miembro más.

Conocimiento de la industria

El gestor debe ser un experto en mobiliario y diseño de espacios. Es importante que tenga también conocimientos de las industrias relacionadas con la reestructuración de espacios laborales.

Liderazgo

El gestor es un líder; alguien que brinda apoyo y asesoramiento a todas las partes involucradas en el proceso de cambio. Estas habilidades de liderazgo deben poder abordarse con empatía, y deben ser transformacionales; es decir, deben crear una visión común para los miembros de un equipo, de manera de lograr un cambio inspirador en el espacio de trabajo.

Negociación

El gestor de cambios debe ser un hábil negociador, tanto dentro de la organización como fuera de ella. Esta habilidad es útil para obtener recursos del interior de la organización, pero también para negociar con proveedores.

Habilidades personales

Poseer aptitudes profesionales no lo es todo: es igualmente importante contar con competencias interpersonales. Este tipo de habilidades (conocidas como “blandas”) son claves para mantener la armonía en el equipo de trabajo.

  • El optimismo es la capacidad de esperar resultados positivos, más allá de los contratiempos. El optimismo en la gestión de proyectos es la cualidad clave. De la actitud del líder dependerá la del equipo y, por ende, el alcance del proyecto. Ser optimista es sustancial para enfrentar resistencias, contagiar entusiasmo y permanecer centrado en los objetivos.
  • Un gestor debe tener la capacidad de adaptarse a situaciones adversas; en otras palabras, debe ser resiliente. Esto es importante, sobre todo si se tiene en cuenta que durante la transformación de un espacio de trabajo hay cosas que podrían no salir como se esperaba.
  • Organización. Un gestor del cambio debe ser una persona organizada, meticulosa y detallista. Esto garantizará que la modificación del entorno laboral se realice basada en un cronograma y en un presupuesto precisos.
  • Buena comunicación. Al modificar un espacio laboral, el gestor debe tener una comunicación fluida con todos los miembros del equipo pero, además, tiene que ser una comunicación basada en la comprensión, la amabilidad y el respeto.
  • Los entornos son dinámicos y las organizaciones, espacios flexibles. El gestor de cambio debe saber adaptarse a esas situaciones y tener capacidad de improvisar.
  • Un líder contagia entusiasmo, potencia los talentos del equipo, transmite seguridad y fomenta la iniciativa.

El gestor de cambios es cada vez más importante en el organigrama empresarial. Este profesional es experto en el cambio organizacional, desde renovar espacios hasta estimular nuevas conductas colectivas. El gestor debe tener conocimientos profesionales y habilidades blandas que le permitan desarrollar su trabajo con maestría, meticulosidad, empatía y buena comunicación.

En alianza con Castleberry Media, nos comprometemos a cuidar nuestro planeta, por eso, este contenido es responsable con el medio ambiente.

También pueden interesarte…

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp

¿Te gustó este artículo?

Haz parte de nuestra comunidad y entérate de nuestras noticias y últimos lanzamientos en tu correo

¿Tienes un proyecto en mente?

Con gusto te asesoramos

Te asesoramos

Déjanos tus datos y uno de nuestros ejecutivos comerciales se pondrá en
contacto contigo para brindarte nuestra asesoría.

  • Iniciar sesión
  • Registro

Iniciar sesión